mundialenbrasil - La mentira tiene dientes largos. Ovaciondigital
Elige una página. Realiza Oscar Cabrera
  Camino al mundial
  Los 32 paises
  Los 23 de Uruguay
  Fuleco: La mascota 2014
  Los logos
  Los balones
  Todos los campeones y vices
  Bandera de escolares de Cerro largo
  Lemas de cada país
  Juego por Oscar Cabrera
  Estadios y sedes
  Une la capital con su país
  Resuelve este cuestionario
  Ceremonia inaugural
  Vencidos por Costa Rica
  Italia se impuso a Inglaterra 2 a 1
  Test sobre la serie de Uruguay
  Suárez hunde a Inglaterra
  Serie D Costa Rica clasificado.
  Uruguay-Inglaterra. Crónicas marcianas
  Uruguay con un godinazo se mete en los octavos
  A Luis Suárez lo cocinaron
  Desterrado por cuatro meses llega a Uruguay
  Clasificados a octavos de final
  Presidente Mujica: "Una monstruosa agresión no sólo a un hombre, a un país”.
  Uruguay: Adios al Mundial pero con la cabeza erguida.
  Presidente Mujica opina sobre sanción a Suárez
  Todos mordimos un poco
  Pasan a los cuartos de final
  Alemania y Brasil se meten en semifinales
  Argentina y Holanda clasifican a las semifinales
  La mentira tiene dientes largos. Ovaciondigital
  Sudamericanos versus europeos
  Brasil:1 - Alemania:7
  Argentina 4 - Holanda 2. Por penales
  Brasil - Holanda por tercer puesto
  Argentina - Alemania en la final
  Suárez al Barcelona por 90 millones de euros.
  Por el tercer puesto. Brasil:0 - Holanda:3
  Los diez nominados a balón de oro
  Final del Mundial. Alemania CAMPEÓN
  Neuer, Pogba, James y Messi se llevaron los premios del mundial
  Posiciones
  Curiosidades
  Para terminar realiza este test. Oscar Cabrera.
  Agosto 27 de 2014. Nuevos convocados
  4 de setiembre 2014 en Japón. Uruguay 2 - Japón 0

 

La mentira tiene dientes largos
José Mastandrea
http://www.ovaciondigital.com.uy/mundial/luis-suarez-chiellini-mordida-mundial-futbol.html
 
Todavía conservo la máscara de Luis Suárez. La tengo guardada en mi mochila, en donde va la computadora y mis papeles de apuntes. La miro y no lo puedo creer. Si parece que fue hace una eternidad y fue hace poco, una semana atrás nomás. Repaso la incidencia, el momento, las reacciones, las consecuencias.
 
¿Cambió la suerte de Uruguay ese mordisco de Suárez? Nadie puede saberlo, pero que el equipo con él es otro, nadie lo duda.
 
Lo dicen todos… "Ahhh si Suárez no hubiese mordido". Argentinos, brasileños, españoles, italianos. Es una especie de lamento y también de condena al delantero por su mala decisión en una jugada en donde no pasaba absolutamente nada.
 
Y después llegó el tema de la defensa, de encarar el minuto después, cuando los ingleses apuntaron todas sus baterías hacia el hombre que los había eliminado de la Copa.
 
¿Cuántas veces se dijo en Uruguay, vuelve Suárez contra Inglaterra y los "clava"?
 
Cientos, miles de veces. Era como un presentimiento de todos los uruguayos. Si llegaba, si regresaba de su lesión, no había nadie que no pensara que haría un gol. E hizo dos. Dos golazos y fue la figura. Para la flema inglesa tanto despecho es imperdonable.
 
La operación masacre comenzó minutos después, con la carrera loca de Chiellini quejándose y mostrando su hombro. Esa reacción del italiano también terminó pesando. El primer contacto con Suárez fue en el vestuario. Se festejó el triunfo, pero no del todo. En el ambiente ya se presagiaba un desenlace fatal.
 
 
Negación.
"¿Mordiste? ¿Cómo fue?", le preguntaron sus compañeros. "No… le pegué con la cabeza, fue un choque", dicen que dijo Suárez.
 
Nunca admitió el mordiscón, ni siquiera a sus compañeros ni cuerpo técnico. Con esa confesión del delantero, los doctores Alejandro Balbi y Jorge Barrera tuvieron que armar su defensa.
 
Vieron los videos del partido, en crudo, y la incidencia no mostraba otra cosa de lo que había dicho Suárez. Pero nadie imaginó tantas cámaras ni tanto aporte de los medios brasileños a la causa. Una filmación "no oficial", ampliada, pasada en cámara lenta y con un enorme círculo encerrando a Suárez y a Chiellini, mostró lo que todos pensaban: Suárez había mordido a su rival.

Pero ya era tarde. La defensa del jugador ante la FIFA fue negar todo y respaldar lo que el propio Suárez había dicho en el vestuario, que se tropezó en la carrera y pegó su rostro contra el hombro de Chiellini y el defensa reaccionó con un codazo.
 
Tabárez también tuvo que salir al cruce en la conferencia de prensa tras el triunfo ante los italianos. Los periodistas ingleses, con mala intención, le preguntaron sobre las actitudes de Suárez y sus acciones antideportivas. El maestro no anduvo con vueltas. Respondió con dureza, pero al igual que todos, él tenía de primera mano la confesión del jugador. "No lo mordí".
 
Pruebas.
Con el paso de las horas, la expectativa fue creciendo. Para colmo de males, la presencia de Eugenio Figueredo y sus palabras despistaron aun más a los abogados defensores. "Tranquilos, no va a pasar nada".
 
Al otro día, el mazazo. La FIFA había resuelto una suspensión de cuatro meses, nueve partidos y lo expulsaba de la Copa del Mundo. Suárez no podía permanecer en el torneo ni siquiera como espectador. Fue desterrado y ni siquiera puede entrenar en un club.
 
Se supo por qué la FIFA aplicó esa dura pena. "Si hubiese reconocido su error, si hubiese dicho que había mordido, quizás la sanción no hubiese sido tan grave. Pero Suárez mintió".
 
El mensajes de la FIFA fue claro. Seguramente habrá rebaja de la pena, pero no quiere ni admite las mentiras.
 
El error, quizás por temor, por ser reiterativo, partió del propio jugador celeste. Hoy, la historia pasó a segundo plano. La Copa del Mundo sigue, ya sin Uruguay ni Suárez, y la lesión de Neymar es el gran tema, pero todavía se lamenta esa incidencia (sobre todo los uruguayos), que quedará como una mancha de Brasil 2014.
 
La mentira tiene patas cortas y, en este caso, también dientes largos.
¡Total de visitantes 1325 visitantes (2456 clics a subpáginas) en ésta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=